Manual de Marketing Online

Envío de correos masivos sin caer en el spam

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

En este artículo te cuento cómo usar el envío de emails masivos de forma correcta para mejorar las ventas de tu negocio y tu imagen de marca sin caer en el spam.

El email marketing es una herramienta de ventas más que probada.

Si tienes un negocio online siempre es buena idea tratar de captar el email de tus visitantes y clientes, pues de este modo puedes contactarles a futuro con promociones y venta de tus servicios.

Pero ojo, no se trata de molestar a la persona que, en un acto de confianza, ha decidido darte su email.

Tiene que ser positivo para esa persona recibir tus emails, bombardear con publicidad solo hará que caigas en el spam y la imagen de tu empresa se deteriore. Ayúdales con tus emails en un tema que les importe.

En este artículo te cuento cómo usar el envío de emails masivos de forma correcta para mejorar las ventas de tu negocio y tu imagen de marca.

¿Qué es un email masivo?

Esta es la primera cuestión que debemos abordar, pues enviar correos masivos es un gran desconocido para muchas empresas a pesar de sus ventajas.

Básicamente, es el email que se envía a una lista grande de suscriptores (siempre con consentimiento previo, cumplamos la ley). Suele tener la finalidad de vender o dar a conocer un producto, pero no se debe confundir con el spam, pues éste sería un tipo de correo masivo no solicitado.

Lo importante, que la lista a la que envíes el email sea legítima y hayas recabado esos datos con el permiso de los suscriptores.

Cómo enviar un correo masivo gratis

La primera opción que piensan algunas personas es el uso de Gmail o Outlook, pero esos servicios, a pesar de ser excelentes clientes de correo personal, no son adecuados para enviar emails a miles de personas a la vez.

Para eso, hay herramientas de email marketing que están optimizadas para la tarea de enviar email masivo.

Estas herramientas, como Mailrelay, tienen sistemas para evitar que los emails que enviamos a través de su plataforma no acaben en la bandeja de spam, tienen limitaciones mucho menores y la forma de usarlas es más ágil.

En el caso de Mailrelay.com, tienen una cuenta gratuita que es más que suficiente para la mayoría de usos, en concreto permite:

  • Enviar hasta 75.000 emails por mes
  • Añadir 15.000 contactos a tu lista de envío

Con esas características, es perfecta para el envío de emails en masa. Pero vuelvo a insistir, no abuses de esto, más vale enviar pocos emails, pero buenos.

No sirve de nada enviar un email a 10.000 personas si la tasa de apertura es mala, o muchos de esos correos van directamente a la bandeja de spam.

La lista debe ser de calidad y tus emails útiles para tus suscriptores, de forma que quieran abrirlos para ver en qué les vas a ayudar o facilitar la vida esta vez.

Ventajas de usar una herramienta de emails en masa

Ya te he adelantado antes algunos de los motivos por los que recomiendo usar una herramienta especializada en lugar de Gmail o cualquier otro cliente de email, aquí tienes unos cuantos más:

  • Mayor límite de contactos y correos diarios: mientras que plataformas generalistas suelen permitir unos pocos cientos de emails, las plataformas de email marketing como Mailrelay permiten enviar miles de emails mensuales y gestionar también miles de contactos. Esto es muy interesante para el mailing masivo, porque es muy importante el volumen que puedes manejar.
  • Mejor entregabilidad: uno de los grandes problemas de los emails en bulk es que con frecuencia acaban en la bandeja de spam. Gmail y compañía tienen filtros muy estrictos a la hora de entregar correo. Si tus emails son marcados con frecuencia como spam o son rebotados, es probable que Gmail deje de enviarlos.
  • Diseño flexible: con herramientas especializadas puedes dar un aspecto más impactante y profesional a tus emails, aunque procura no pasarte, si te emocionas demasiado con la gráfica tu email puede dar la sensación de ser un anuncio. Encuentra el equilibrio.
  • Estadísticas: las herramientas de mailing suelen ofrecer estadísticas detalladas de tus envíos, lo cual resulta importante para entender qué está pasando y mejorar. Cosas como la tasa de apertura, tasa de clics, número de desuscritos por campaña, % de entrega de tu email a destinatarios… Son datos que debes vigilar y comparar con los de tu sector.
  • Gestionar tu lista automáticamente: si usas gmail para enviar correo a tu lista de suscriptores, cuando alguien se desuscribe tienes que gestionarlo manualmente. Cuando hablamos de listas de miles de personas esa tarea lleva tiempo. Con herramientas específicas esa gestión se realiza automáticamente en el momento que el usuario expresa su deseo de darse de baja.
  • Cumplir con el RGPD: estas herramientas están muy al día para cumplir con la ley de protección de datos, algo que debes tomarte en serio pues las sanciones son grandes. Normalmente tendrán un sistema de doble opt-in fácil de aplicar y una forma de gestionar todo lo relacionado con el RGPD.
  • Segmentación: si ya te pones en serio con esto del email marketing, esta característica es fundamental, pues te permite agrupar a tus suscriptores en conjuntos de personas más pequeños según sus intereses, el grado de compromiso con tu marca, su nivel dentro de tu funnel de ventas, etc. Mediante sistemas de etiquetado vas recopilando información adicional muy valiosa para personalizar los emails que envías a cada segmento.

Evita el spam en tus envíos

Por último, algunas recomendaciones para evitar caer en el spam y deteriorar la imagen de marca de tu empresa.

Evita comprar bases de datos, ya que muchas veces son de poca calidad. Y si lo haces, al menos asegúrate de que esos emails se recabaron legítimamente y cumpliendo con el RGPD.

No abuses del email masivo, envía pocos emails, pero de la máxima calidad. Se trata de estar en la mente de tu cliente, no de que cada vez que vea un email tuyo lo borre automáticamente por pesado.

Aporta información útil que ayude a resolver los problemas importantes de tu cliente. No le hagas perder el tiempo, breve y al grano para entretener, ayudar y ofrecer valor.

Deja una respuesta